Mi experiencia con los diseños activos de los hermanos Servranx

20 marzo, 2016By

servranx-VórtexDescubrí a los hermanos Servranx y sus trabajos hace ya unos cuantos años, en el transcurso de una formación con Daniel Rubio. En aquella época yo comenzaba mis incipientes escarceos con el péndulo, las varillas, la radiestesia, la geobiología y los mundos sutiles.

Dos cosas llamaron poderosamente mi atención de principiante: una, que todos los dibujos eran “muy geométricos”, aparentemente poco orgánicos o “naturales” (si bien posteriormente fui descubriendo la componente geométrica, fractal y sagrada escondida en todos los elementos de la naturaleza). Y lo segundo que me llamó la atención fue que se podían utilizar “a distancia” (también esto me inició en el trabajo vibratorio sutil a distancia en muchas de sus vertientes, sobre todo la terapéutica).

Hasta entonces, habíamos hecho pruebas con diferentes formas, tanto físicas, como dibujadas en papel. Formas del estilo de símbolos tradicionales como la cruz templaria, la flor de la vida, espirales, hasta una vieira…

servranx-otras-formas

El método consistía en utilizar dichas figuras como armonizadores de espacios, testando posteriormente su influencia en el nivel vibratorio del lugar. Aquello funcionaba. Mi mente (hasta entonces) bastante racional, no obstante podía comprender que una forma en sí misma pueda emitir una onda vibratoria que altere, en positivo o en  negativo, tanto un lugar, como a nosotros mismos en su presencia. Todos hemos tenido la experiencia de ver un cuadro, un objeto, un adorno en una casa que no sabemos por qué, pero nos da “mal rollo”. Simplemente lo quitamos, y todo parece volver a fluir. O por el contrario, elementos y formas que “suavizan” y armonizan un lugar, que más allá de que la estética del mismo nos resulte placentera, en sí mismos están generando una energía sutil que nos resulta cómoda y agradable.

Pero aquí la cosa iba un pasito más allá. Se trataba de utilizar determinados gráficos geométricos con fines no sólo armonizadores, sino como emisores y potenciadores de una intención. “¿Cómo puede ser que simplemente una forma, un dibujo, por muy armónico y bonito que sea,  tenga el “poder” de poner en marcha un proceso de creación, de transformación. Y a distancia?” Fue una de mis primeras preguntas a Daniel. “Pero, ¿esto funciona? Pruébalo”, me respondió él. “No hay que creerse nada. Lo peor que puede pasar es que no te funcione”. Y con estas sabias palabras resonando en mi mente me dispuse a comprobarlo.

No niego que intenté investigar y saber cómo esto era posible, que motivos ocultos se escapaban a mi mente racional, técnica y científica. Pero lo que realmente me dio respuestas y me posicionó fue comprobarlo por mí mismo, algo que intento hacer siempre. Cuando tengo dudas sobre algo, pero me resuena interiormente, ya sea algo contrastado o un delirio aparente, lo pruebo en mí mismo, y eso me ayuda a descartarlo o a incorporarlo en mi vida.

Los gráficos prediseñados

Fue entonces cuando comencé a jugar. Comencé por utilizar muchos de los gráficos prediseñados por los propios hermanos Servranx:

  • El amplificador radiestésico, concebido, en primer lugar, para hacer búsquedas por radiestesia, pero que se ha mostrado eficaz en cualquier otro ámbito, porque amplifica instantáneamente toda radiación de un testigo colocado en su centro. Ideal para combinar con otros gráficos
  • El vórtex, uno de los que más utilizo, siendo casi un comodín para mí, pues por su forma, el dibujo provoca un invisible remolino de la influencia del testigo sujeto y del medio de acción, es decir todos los elementos que podrían ser puestos en contacto con el emisor (remedios, colores, números, palabras testigos de un fin determinado…)
  • El de suerte y éxito: gracias a la simbólica contenida en los elementos que lo componen cualquiera que ponga su testigo sobre el dibujo central se ve automáticamente gratificada de ondas precisas que refuerzan al máximo la suerte y el éxito en todas las escalas de la vida, privada o pública.
  • El revitalizador de chacras: aporte de energía y estimulación de los diferentes chacras que se traduce por una vitalidad considerablemente acrecentada del sujeto
  • Y muchos más: salud y belleza, anti gripes, protector psíquico, regulador intestinal, etc, etc

servranx-formas-varias

Jugué con muchos de ellos, probé diferentes cosas, con diferentes personas, testando diferentes aspectos con el péndulo, jugando con los tiempos de exposición y observando los resultados. Desde las cosas más mundanas: venta de una vivienda, aprobar exámenes, localizar objetos, conseguir un proyecto…, hasta las más espirituales: fomentar una cualidad personal, atraer la alegría, la suerte o la salud, una capacidad a desarrollar, etc.

Y claro, os preguntaréis si funcionan. Pues debo deciros rotundamente que sí, aunque no siempre. Y mi conclusión es que, como todo  en esta vida, sobre todo en lo que se refiere a la proyección sutil de nuestros deseos, la intención, la emoción puesta en ello, nuestras expectativas al respecto y los posibles conflictos de los deseos de nuestro ego con respecto a lo que nos depara nuestro propio camino vital de aprendizaje son las que marcan una dirección u otra, un resultado u otro. No, no se trata de un placebo. Personalmente creo que estos gráficos, con sus formas especiales, funcionan en sí mismos, aunque siento que su óptimo rendimiento se obtiene con la pureza y la honesta proyección de un deseo  o necesidad que no entre en conflicto con la experiencia vital que nos está reservada y por la que, inevitablemente, debemos pasar para nuestro aprendizaje y crecimiento (nuestro, o de las personas para las que los utilicemos).

Son, por tanto, un extraordinario soporte de una sana intención, que ayudan a focalizarla, amplificarla y expandirla (hasta el infinito, y más allá….)

Los dibujos activos

Los gráficos diseñados por los hermanos Servranx son fantásticos, sí. Pero mi gran descubrimiento en aquella formación con Daniel fueron los diseños activos, aquellos en los que uno mismo es el que diseña y ejecuta el propio gráfico. ¿Por qué? Pues personalmente pienso que el propio proceso de creación y elaboración del dibujo está sosteniendo durante todo ese tiempo la intención y el objetivo que pretendemos lograr con el mismo. Y porque hay algo de nosotros, de nuestra propia energía, que queda impregnada en el gráfico y es tremendamente movilizadora.

servranx-DA-rafa

Hay diversos métodos para hacerlos:

  • A partir de la combinación de formas fundamentales como el círculo, la espiral, la cruz, la elipse, el triángulo o el cuadrado, los números…
  • Dejando fluir la mano con un lápiz y creando un dibujo automático mientras conectamos con nuestra intención y objetivo.
  • Testando con el péndulo los puntos y trazos del propio gráfico.

Personalmente éste último es el que más me gusta, pues el propio ritual  de elaboración del mismo se convierte para mí en una auténtica meditación en la que siento que ya, desde ese mismo momento, se están poniendo en movimiento aquellas energías sutiles a las que deseo llamar para la consecución de la intención plasmada en el diseño. Es con este método con el que he podido obtener los mejores resultados, tanto para mí mismo, como para las personas para las que se lo he hecho, ya sean familiares, amigos, pacientes, etc.

La clave para mí: una intención clara, acompañada de una emoción fuerte, un objetivo honesto y ausencia de expectativas. En estas condiciones, los diseños de los hermanos Servranx y los diseños activos son unos compañeros inseparables de viaje para ayudar a potenciar la consecución de nuestros deseos.

Rafael Agustino (Acariciando el alma)

 

Archivado en: Crecimiento PersonalEl RessentíGeneralGeobiología y armonizaciónGeometría

Comentarios deshabilitados